Cómo reconocer y tratar infecciones de heridas

Las heridas pueden infectarse con microbios perjudiciales (bacterias) e impedir la curación. También aumenta el riesgo de tener cicatrices. En algunos casos, la infección puede propagarse a otras partes del cuerpo. Una infección por la bacteria que causa el tétanos puede ser mortal. Sepa qué debe vigilar y busque tratamiento de inmediato en caso de una infección.

Herida en la piel que cicatriza con normalidad.
Una herida que se está cicatrizando de manera normal está roja y “carnosa”.
Herida infectada en la piel.
De lo contrario, puede tener un color oscuro o vetas rojas.

¿Cuáles son los factores de riesgo de una infección?

Es más probable que una herida se infecte en los siguientes casos:

  • Si resulta de una perforación, por ejemplo con un clavo o un vidrio roto.

  • Si resulta de una mordedura humana o animal, en especial si es un gato.

  • Si no se limpia o trata enseguida.

  • Si se produce en la mano, el pie, la pierna, la axila o la ingle (la zona donde el estómago se une a sus muslos).

  • Si está sucia o tiene saliva.

  • Si tarda mucho en cicatrizar.

  • Si padece de alcoholismo, diabetes, un sistema inmunitario débil o mala circulación de la sangre.

¿Cuáles son los síntomas de una infección?

Llame a su proveedor de atención médica ante el primer signo de infección, por ejemplo:

  • Enrojecimiento o calor alrededor de la herida.

  • Parece que los bordes se están abriendo.

  • Secreción amarilla, amarillo-verdosa o maloliente de una herida.

  • Aumento del dolor, de la hinchazón o del enrojecimiento en la herida o cerca.

  • Cambio de color o tamaño de la herida.

  • Manchas rojas en la piel que rodea la herida.

  • Fiebre.

¿Cómo se tratan las infecciones? 

El tratamiento depende del tipo de infección que tiene y de la gravedad. Es posible que su proveedor de atención médica le recete antibióticos orales (que se toman por boca) para combatir las bacterias. También puede limpiar la herida con una solución antibiótica o aplicar una pomada antibiótica. A veces puede formarse una ampolla de pus (absceso). En ese caso, el absceso se abrirá para dejar salir el líquido. Si la infección es muy grave, tal vez necesite asistencia médica en un hospital.

Cómo prevenir las infecciones de una herida

Siga estos pasos para ayudar a evitar que una herida se infecte:

  • Lave la herida de inmediato con agua y jabón.

  • Aplique una pequeña cantidad de pomada antibiótica. Puede comprarla sin receta.

  • Cubra las heridas con un vendaje o apósito de gasa. Cámbielo todos los días o cada vez que se moje o se ensucie.

  • Mantenga la herida limpia y seca durante 24 horas.

  • Lávese las manos antes y después de atender la herida.

  • Cambie el apósito todos los días y siga las instrucciones que le haya dado su proveedor de atención médica.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.